alfonsocortes.com Rotating Header Image

Hay que reinventar España

Artículo publicado en elplural.com
Enlace: http://www.elplural.com/2013/09/12/hay-que-reinventar-espana/

A lo largo de la historia los países fuertes se han lanzado al control de otros países. Al principio esto se conseguía, fundamentalmente, mediante el sometimiento militar y la colonización. Después de la Segunda Guerra Mundial, el dominio empezó a transformarse no tanto en un modelo, podríamos decir, de protectorado, sino un modelo de “colonización” cultural gracias al desarrollo de los medios de comunicación de masas y las industrias culturales. Ejemplo de esto es el desarrollo del pop-rock, como música popular planetaria, y la expansión del inglés como lengua vehicular en todas las latitudes, tratando de crear, de algún modo, cosmovisiones compartidas y nexos de unión entre las personas, independientemente del país en el que vivan.

En los últimos tiempos, a raíz de que ciertos países han comenzado a emerger y aprovechando la crisis financiera, las nuevas formas de control de unos países frente a otros, se orientan no tanto en la hegemonía militar y en la asimilación cultural, como en dominar a otros países teniendo el control de su economía, y es por esto por ejemplo, que China compra deuda de los países desarrollados. Este tipo de poder es muchísimo más económico que invadir militarmente, e incluso más barato que mantener una industria cultural potente. Y es en esta tercera etapa en la que nos encontramos actualmente.

En este contexto geopolítico y económico, cierta parte de España sigue anclada en ese nacionalismo del siglo XIX, que se excita y se enaltece al grito de “Gibraltar Español” o de “Cataluña es España” (por poner dos ejemplos), como si lo que fuera realmente importante es la soberanía marchita sobre un territorio (aunque no digo que ya no sea significativo), en lugar de la gestión de la deuda, de los recursos energéticos y de la integración cultural de los territorios. Ya puestos, estos señores, que agreden a quienes no piensan como ellos (como ayer en Madrid amargando la Diada), podrían reivindicar también la soberanía sobre el Rosellón o sobre Portugal para ser más patrióticos todavía.

Los británicos aprendieron (con todos los matices que conocemos) esta lección hace siglos, llamando oficialmente a su propio imperio el Imperio Unido o a su estado Reino Unido, nombre oficial en el que no se simboliza supremacía aparente de los distintos países que forman el reino.

Y es aquí donde quiero llegar: el nacionalismo rancio español daña los propios intereses de España como país porque no sabe integrar. Si Cataluña se independiza, dirán “nos han quitado Cataluña” sin darse cuenta de que es precisamente su forma de entender España, lo que hace que muchos españoles nos sintamos fuera de su arquetipo de país. Y nuestro país, nos guste o no (y todos tenemos que respetarnos), es un país plurinacional.

Es evidente, y parafraseando a la inversa el memorable lema franquista, que en una España que sólo aspira a ser una, empequeñecida y sometedora, no cabemos todos.

Alfonso Cortés González es vicedecano de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Málaga y Profesor de Comunicación de las Instituciones Públicas.
en twitter es: @yosoycortes
www.alfonsocortes.com

Social Share Counters

Leave a Reply