alfonsocortes.com Rotating Header Image

Ideología en los contenidos mediáticos: Estudio sobre las series televisivas en España desde la perspectiva de la Cultura de Paz

Resumen

Casi todos los estudios, al menos desde España, que analizan la influencia mediática sobre la ideología y las cosmovisiones, se centran en el estudio de informativos y discursos políticos. Sin embargo, partimos de la hipótesis de que los contenidos de entretenimiento (cine, shows de televisión, culebrones, videojuegos, etc) pueden incluso tener una influencia mayor en la ideología, actitudes y creencias de las personas que los propios informativos y los discursos políticos. En este artículo se exponen los resultados obtenidos del análisis de las principales series televisivas en España durante 2011, vinculados a una muestra de 2204 ciudadanos, con el objetivo de detectar las correlaciones que existen entre la ideología de la audiencia y la ideología dominante en discurso de la propia serie.

Enlace al texto completo:
http://mhcj.es/index.php?journal=mhcj&page=article&op=view&path%5B%5D=54

Social Share Counters

Vicio contra el paro.

Artículo publicado en elplural.com
Enlace: http://www.elplural.com/2013/10/21/vicio-contra-el-paro/

Aunque deberían ser los representantes de los millones de personas que les votaron, el Partido Popular, sin embargo, encarna en sus propias siglas los intereses en España del magnate del juego Sheldon Adelson. La derecha ya no esconde su doble moral en público, como hacía en tiempos de Romanones, y fanfarronea con la cantidad de copas de vino que un expresidente se toma antes de conducir, y su principal idea para combatir el paro en nuestro país es abrir un macro tugurio de lujo con ruletas, blackjack y mesas de póker habitadas por tahúres e incautos.

Nos quieren vender que la apertura del megacasino creará muchísimo empleo en una época dura como esta, lo que es una moto muy bonita por fuera, pero sin motor por dentro. Eso de crear empleo está muy bien y es muy deseable, pero antes de nada debemos echar números y calcular los costes reales que generarían a la sociedad tales puestos de trabajo. Eso sin contar la imagen cutre que damos como país, diciéndole al ricachón: “no se preocupe, si no le gusta nuestra ley contra el tabaquismo, la cambiamos”. De país bananero para abajo…

Es cierto que algunas personas encontrarán trabajo en el casino, pero hipotecando su salud al respirar humo viciado, y repercutiendo costes importantes a la sanidad para cuando estén jubilados (si es que sigue existiendo la jubilación y una sanidad decente). Además, las pocas personas que trabajen en Eurovegas, no acumularán un gran capital trabajando de camareros, limpiadores o recepcionistas, sino que precisamente por los tiempos que corren, malvenderán su mano de obra a precio de saldo a esta multinacional del trile.

Por otro lado, y esto hay que dejarlo muy claro, los casinos no son creadores de riqueza real en ninguna sociedad, ya que este tipo de juegos están diseñados para que pierdan 99 de cada 100 personas, creando al mismo tiempo, una adicción al juego similar a la heroína en muchas personas que se acercan al juego en busca del dinero fácil.

Unos buenos políticos, por su parte, para crear empleo y generar riqueza de verdad, deberían partirse los cuernos para conseguir instalar en España el supercentro de la investigación médica, atraer a grandes industrias culturales y propiciar el Eurohollywood, relanzar y potenciar la herencia cultural del país para proyectar nuevas cotas en nuestra industria turística, o aprovechar nuestras horas de sol para equilibrar nuestra balanza energética, y así, podría dedicarle todo un libro al PP dándole ejemplos de buenos negocios. Sostenibles y valiosos.

No obstante, si el PP quiere seguir por los derroteros de lo moralmente discutible, les propongo que en lugar de Eurovegas, abran Eurobitches, que además de ser más ético, todo serán ventajas. El esfuerzo será el mismo, ya que en lugar de legalizar el tabaco en lugares públicos, legalizarían la prostitución. Este magnífico club de alterne puntero en Europa, supondría todo ventajas si lo comparamos con su casposo casino, ya que no perjudicaríamos a los trabajadores con malos humos y de paso estaríamos mejorando la dignidad y calidad de vida de las personas que se dedican a la prostitución. Y por si fuera poco es un negocio mucho más popular, que daría mucho más ingresos, generaría infinitamente más empleo y no tendría tantos riesgos de ludópatas y familias arruinadas por los envites del juego.

Señores del PP, no pueden alegar cuestiones morales a la propuesta que les hago, porque se han retratado perfectamente: no tienen nada de ética ni de moral, y la sociedad les importa un puñetero pepino. Como asesor de negocios, señor Rajoy y compañía, les recomiendo que en lugar de Eurovegas, y monten sin dudarlo el Eurobitches (no se preocupen por tito Rouco, ya que como siempre mirará para otro lado). Y les digo esto, porque está claro que los negocios de verdad, como los descritos anteriormente, a ustedes les vienen grandes.

Alfonso Cortés González es vicedecano de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Málaga y profesor de Comunicación de las Administraciones Públicas. en twitter es @yosoycortes

Social Share Counters

Hay que reinventar España

Artículo publicado en elplural.com
Enlace: http://www.elplural.com/2013/09/12/hay-que-reinventar-espana/

A lo largo de la historia los países fuertes se han lanzado al control de otros países. Al principio esto se conseguía, fundamentalmente, mediante el sometimiento militar y la colonización. Después de la Segunda Guerra Mundial, el dominio empezó a transformarse no tanto en un modelo, podríamos decir, de protectorado, sino un modelo de “colonización” cultural gracias al desarrollo de los medios de comunicación de masas y las industrias culturales. Ejemplo de esto es el desarrollo del pop-rock, como música popular planetaria, y la expansión del inglés como lengua vehicular en todas las latitudes, tratando de crear, de algún modo, cosmovisiones compartidas y nexos de unión entre las personas, independientemente del país en el que vivan.

En los últimos tiempos, a raíz de que ciertos países han comenzado a emerger y aprovechando la crisis financiera, las nuevas formas de control de unos países frente a otros, se orientan no tanto en la hegemonía militar y en la asimilación cultural, como en dominar a otros países teniendo el control de su economía, y es por esto por ejemplo, que China compra deuda de los países desarrollados. Este tipo de poder es muchísimo más económico que invadir militarmente, e incluso más barato que mantener una industria cultural potente. Y es en esta tercera etapa en la que nos encontramos actualmente.

En este contexto geopolítico y económico, cierta parte de España sigue anclada en ese nacionalismo del siglo XIX, que se excita y se enaltece al grito de “Gibraltar Español” o de “Cataluña es España” (por poner dos ejemplos), como si lo que fuera realmente importante es la soberanía marchita sobre un territorio (aunque no digo que ya no sea significativo), en lugar de la gestión de la deuda, de los recursos energéticos y de la integración cultural de los territorios. Ya puestos, estos señores, que agreden a quienes no piensan como ellos (como ayer en Madrid amargando la Diada), podrían reivindicar también la soberanía sobre el Rosellón o sobre Portugal para ser más patrióticos todavía.

Los británicos aprendieron (con todos los matices que conocemos) esta lección hace siglos, llamando oficialmente a su propio imperio el Imperio Unido o a su estado Reino Unido, nombre oficial en el que no se simboliza supremacía aparente de los distintos países que forman el reino.

Y es aquí donde quiero llegar: el nacionalismo rancio español daña los propios intereses de España como país porque no sabe integrar. Si Cataluña se independiza, dirán “nos han quitado Cataluña” sin darse cuenta de que es precisamente su forma de entender España, lo que hace que muchos españoles nos sintamos fuera de su arquetipo de país. Y nuestro país, nos guste o no (y todos tenemos que respetarnos), es un país plurinacional.

Es evidente, y parafraseando a la inversa el memorable lema franquista, que en una España que sólo aspira a ser una, empequeñecida y sometedora, no cabemos todos.

Alfonso Cortés González es vicedecano de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Málaga y Profesor de Comunicación de las Instituciones Públicas.
en twitter es: @yosoycortes
www.alfonsocortes.com

Social Share Counters

No sé qué tiene de homosexual un matrimonio

artículo publicado en elplural.com
enlace: http://www.elplural.com/2013/05/30/no-se-que-tiene-de-homosexual-un-matrimonio/

Ayer, titulares del tipo “primera boda gay en Francia”, circularon por todos los medios de comunicación del mundo, incluidos los españoles. En esta cuestión, hemos sido pioneros y no tiene realmente, por tanto, ese carácter de noticia que nos asombre. Lo que realmente me sigue sorprendiendo, es por qué seguimos empeñados en ponerle sexualidad a una forma jurídica, cuya reforma simplemente corrige la discriminación en función del sexo en las uniones civiles, heredada de una moralidad de épocas pretéritas, cuando las personas no gozábamos de derechos fundamentales.

Si nos atenemos a la naturaleza de las cosas (sean obras humanas o no), un matrimonio no puede ser gay o dejar de serlo, ya que es simplemente una unión civil entre ciudadanos actuando en libertad, en la que se determina la vinculación de sus bienes (gananciales o separados). Que haya afecto de por medio, pues sí, pero nada impide que se casen, por ejemplo, dos amigas heterosexuales y que tengan su vida sexual fuera del matrimonio. En cualquier caso, y dejando aspectos morales aparte, sería completamente legítimo. Por tanto esto del matrimonio universal o igualitario, es una corrección positiva y coherente se mire por donde se mire.

Francamente no creo en las etiquetas para el matrimonio (ni para casi nada), ya que no llamamos matrimonio postal a aquel en el que se casas dos carteros. Yo prefiero hablar de universalización del derecho al matrimonio. Eso sí, puestos a poner etiquetas, al matrimonio tradicional podemos llamarlo matrimonio discriminatorio, y así el debate político lo podríamos hacer girar, desde un punto de vista estratégico, en torno matrimonio igualitario VS matrimonio discriminatorio.

Ahora bien, aunque en España nos creamos que hay poca cultura, burros hay en todas partes. En Francia, también se han agrupado turbas de zoquetes vociferando y tratando de amedrantar a dos ciudadanos que se aman y que han decidido unirse civilmente. Generalmente estos idiotas están azuzados por redomados hipócritas llenos de frustraciones y clichés que engrosan las filas de ciertos partidos políticos y las plantillas de ciertos medios de comunicación.

En esta España, que sigue pareciéndose mucho a la de Goya, pero más cosmopolita aparentemente, también tenemos nuestros majaderos, algunos en la calle vociferando y dando por saco en oficinas y mercados, y otros con corbata, ocupando las instituciones para fastidiarnos la vida. Ya ha caído la ley de dependencia, el aborto y miles cosas más. Que volvamos al matrimonio discriminatorio, sólo es cuestión de tiempo.

Y  otra cosa: aunque yo sea heterosexual, quiero tener el derecho a casarme con un amigo si lo estimo oportuno. ¿O acaso es alguien cualquier Gobierno para decidir con quién me asocio civilmente? Ahí queda eso.

Alfonso Cortés González es vicedecano de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Málaga y profesor de Comunicación de las Instituciones Públicas.

En twitter es: @yosoycortes

Social Share Counters

El timo del discurso de la crisis

Articulo publicado en elplural.com
Enlace: http://www.elplural.com/2013/05/16/el-timo-del-discurso-de-la-crisis/

Aunque no nos demos cuenta, nuestro cerebro muchas veces nos fastidia a la hora de percibir e interpretar el mundo. Nos cuesta trabajo planificar a largo plazo, y es frecuente, año tras año, que se nos acumule cualquier tipo de tarea para última hora. Por ejemplo, si en arquitectura queremos que nuestros ojos vean paralelos los dos bordes de un grupo de columnas, como las del Partenón, tendremos que construir esas columnas convexas, porque nuestro cerebro tiende a curvar esas líneas hacia adentro.

Las imágenes y opiniones que crean en nuestra mente ciertos mensajes políticos no están exentas de erróneas interpretaciones por parte de nuestro cerebro, que nos invitan a asumir determinadas iniciativas empresariales o gubernamentales. Lo grave de este asunto no es que nuestro cerebro, de manera instintiva, deforme la realidad para adaptarla a nuestra manera de percibir (esto nos ha permitido sobrevivir milenios), sino que gobiernos y empresas se aprovechen de este hueco abierto en nuestra manera de percibir, para precisamente perjudicarnos y sacar tajada.

Mientras que los arquitectos y artistas aprovechan los errores de percepción para mostrarnos un mundo más bello y por lo tanto ahondar en la felicidad, ciertos políticos y empresarios sin escrúpulos los aprovechan para fastidiarnos la vida y quedarse con nuestro dinero. Y es aquí donde reside todo lo perverso de la gestión de esta crisis económica, que aunque real y cruel, tiene mucho de relativa y está sirviendo para vaciarnos los bolsillos simplemente porque el Pisuerga pasa por Valladolid o el Guadalquivir por Sevilla.

Si toda la información que nos llega es que en España y Europa no hay pasta, podemos estar a favor o en contra de lo que hace nuestro Gobierno, pero entenderemos que existe un problema real de liquidez que obliga tomar medidas extraordinarias. Y aquí es donde está la gran trampa: se aprovechan de que nuestro cerebro no reflexiona a largo plazo, y que gracias al cultivo de un mismo tipo de informaciones constantes, nos creamos una imagen determinada de cómo es la realidad en la que vivimos.

Ciertamente claro que hay dinero en Europa y en España para invertir, y podemos decir que mucho. Por ejemplo, a numerosas universidades europeas se les ha concedido millones de euros para que renueven ordenadores con menos de dos años de antigüedad, mientras que no invierten ni un céntimo en mejorar los procesos de investigación o la contratación de personal para mejorar la eficiencia de las Universidades. Un claro ejemplo de favor al lobby de la industria informática perjudicando a la propia sociedad.

Al mismo tiempo, este discurso que estamos asimilando de que no hay dinero, de que todo está mal, o de que el talento español se tiene que ir fuera porque en España no hay oportunidades, además de no ser del todo cierto, nos deja la moral por los suelos. El desánimo y el temor permite que nos dejemos hacer todas las perrerías, con las que nos están castigando a la sociedad, desde hace ya algunos años.

Sin embargo, en España sigue habiendo oportunidades de negocio al ser un mercado importante (en el último mes he tenido contacto con empresas canadienses e inglesas que acaban de establecerse en España y ya están dando beneficios). Tenemos un sistema educativo que forma excelentes profesionales especializados (españoles por todo el planeta ocupan puestos punteros a todos los niveles) y sobre todo tenemos una juventud (desilusionada, eso sí) con muy buenas ideas, que más allá de ver el futuro negro, me hace verlo lleno de posibilidades. Posibilidades que iremos encontrando siempre y cuando cambiemos el cristal con el que vemos la realidad, insuflemos moral y nos inculquemos una mentalidad proactiva y emprendedora de verdad.

Por ello, para desarrollar la ilusión y la fuerza necesaria para superar la crisis, es necesario no sólo cambiar el discurso sobre la propia crisis sino también cambiar a quienes están gestionándola tanto discursiva como fácticamente.

Insisto, realmente no es que falte dinero, ni talento, ni oportunidades, sino que sobra un gobierno sinvergüenza al que debemos preguntar de qué bolsillos sacan el dinero para saber en qué bolsillos lo meten.

Alfonso Cortés González es vicedecano de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Málaga y profesor de Comunicación de las Instituciones Públicas. En twitter es: @yosoycortes

Social Share Counters

El rey en un 14 de abril

Articulo publicado en elplural.com
Enlace: http://www.elplural.com/2013/04/14/el-rey-en-un-14-de-abril/

Hoy es el día más republicano del año en España a la espera, claro está, de concretar qué fecha en el calendario marcará el comienzo del la III República Española. Últimamente parece que tradicionales aliados del rey Juan Carlos se han hecho republicanos (habrá que ver de qué tipo), y hasta el propio monarca y su familia, tiran piedras contra la marchita y anacrónica institución política.

Los planetas se van alineando: el CIS lleva desde octubre de 2011 sin preguntar sobre la Corona, lo que evidencia un gran deterioro en su imagen que no quieren hacer público. Por su parte, el diario Público ha propuesto un plebiscito virtual, en el que de momento, el 95% de los votos han sido a favor la República.

Tampoco podemos obviar ninguno de los chanchullos, que se están investigando, en los que parece que la Corona esta inmiscuida, así  como los casos ya constatados de cacerías inoportunas y escarceos con Corina.

Y por si fuera poco, no es casualidad astrológica que por su parte esperanza Oña, alcaldesa popular de Fuengirola y recién aliada republicana,  nos haya hecho un favor declarando el 14 de abril como el  Día del Perro. Un gran regalo que nos hace a los republicanos, quienes estamos encantados de compartir efeméride con nuestro mejor amigo.

Salud y República.

Alfonso Cortés González es vicedecano de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Málaga y profesor de Comunicación de las Instituciones Públicas
En twitter es: @yosoycortes

Social Share Counters

Lección de Democracia para el PP (I)

Artículo publicado en elplural.com
Enlace: http://www.elplural.com/2013/03/25/leccion-de-democracia-para-el-pp-i/

Arenas dijo, no hace mucho tiempo y de manera soberbia, que el PP no acepta lecciones de Democracia de nadie. Una persona inteligente no debería ser tan arrogante, porque en realidad, todos podemos recibir lecciones y experiencias valiosas de otras personas, independientemente del rol que nos haya tocado vivir.

Con este artículo, no sólo se podría abrir una larguísima serie de lecciones políticas básicas para el PP, cosa que necesitan más que respirar, sino que además, animo a todo el mundo a  que aporte altruistamente su consejo a los populares.

El principal activo que tiene realmente un buen político, es la credibilidad. Uno puede tomar decisiones acertadas o desacertadas, eso es evidente, pero lo que hace perder credibilidad no son los errores, sino la incoherencia en lo que dicen y la deshonestidad. Cuando la credibilidad se debilita, se  desvanece al mismo tiempo la legitimidad de nuestros representantes y gobernantes.

Un claro ejemplo de la  incoherencia y la deshonestidad es Esteban González Pons, quien esta semana, se ha puesto a la cabeza de un Partido Popular que ya no resulta creíble ni a sus tradicionales seguidores.

Este señor, vicesecretario general del PP, ha denunciado a los miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) por, según él, coaccionar al PP para “ganar en la calle lo que se ha perdido en las urnas”. Vamos, cómo si en las urnas nos hubiesen preguntado por cada una de las canallescas leyes que el PP ha ido aprobando, y como si estuvieran cumpliendo remotamente alguna de sus promesas electorales.

Señor Pons, es de miserables denunciar a las personas que sufren las decisiones políticas del gobierno de su partido. ¿Acaso no se acuerda usted cuando en la oposición incitaba a los ciudadanos “hartos de la crisis”, a tomar las calles y derrocar a los socialistas emulando a la Primavera Árabe? Su incoherencia es insostenible.

Con este discurso, el PP demuestra que a la derecha española le quedan muchísimas lecciones políticas por recibir, ya que la Democracia consiste en perseguir día a día ese ideal, estando siempre muy cerca de los ciudadanos y del interés general de una sociedad.  Lo que defiende en realidad el PP, es sencillamente una dictadura renovable cada cuatro años.

No sé a quién van a convencer con su discurso incoherente y deshonesto, que defiende una lógica dictatorial bajo la bandera de la Democracia y aplica varas de medir distintas y arbitrarias dependiendo si ustedes son gobierno u oposición. Seguramente sólo persuadan ya a sus benditas madres, y sólo porque el amor maternal es afortunadamente irracional.

Alfonso Cortés González es vicedecano de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Málaga y profesor de Comunicación de las Instituciones Públicas www.alfonsocortes.com En Twitter es: @yosoycortes

Social Share Counters

Bárcenas: el enemigo dentro

Artículo publicado en el plural el 28/02/2013
Enlace: http://www.elplural.com/2013/02/28/barcenas-el-enemigo-dentro/

A mis estudiantes, cuando les hablo de estrategias de comunicación política, empiezo contándoles que el peor enemigo de un político está en su propio partido, y que el mayor daño que se le puede hacer a una institución es desde dentro. Ante esta afirmación, el lunes me comentaron que eso era una excentricidad por mí parte, y que el mayor enemigo de Rajoy era evidentemente Rubalcaba.

No pretendo dar aquí ninguna clase y seguir hablando de filtraciones, de que las puñaladas sólo son certeras a corta distancia, o del hedor a alcantarilla de los entramados de poder. Si acaso he mencionado aquí a mis estudiantes, es para hacer público, de algún modo, mi afecto por ser quienes dan sentido a la faceta profesional que más me motiva.

Dejando lo sentimental y volviendo al tema que nos ocupa, podemos ver cómo el señor Bárcenas (cualquiera es señor protocolariamente, no me malinterpreten) le está haciendo mucho más daño al Partido Popular que las palabras de Rubalcaba y del resto de la oposición juntas. Esto es así porque los de adentro saben mucho mejor que los de fuera las cantidades ingentes de mierda que puede haber intramuros de una organización, y conocen movimientos que desde el otro lado de la puerta de Génova 13 ni nos imaginamos.

Dicho esto, se abre el debate sobre si es justo o no recibir por parte de un político semejante cañonazo a la línea de flotación de su Gobierno. En la historia nos encontramos casos de todos los colores y sabores, justos e injustos, pero en este caso, creo que Rajoy y su equipo están recibiendo un castigo merecido.

Y es la venganza de Bárcenas merecida porque ha sido el propio Rajoy quien ha mantenido, mimado y cobijado a este tiburón bajo su manta, además no ha sido capaz de cortar por lo sano y personarse como acusación (que es lo mínimo que puede hacer un político que se considere honrado), y es el propio PP quien cada día aporta una nueva contradicción y escusa delirante sobre el caso Bárcenas.

Le voy a dar un consejo médico señor Rajoy (y sé, aunque no sea mi intención, que le va a gustar a nuestra amiga Esperanza): cuando un paciente tiene una hemorragia grave, lo primero que hay que hacer es cortarla;  luego ya veremos. Usted, sin embargo, está en su inconfundible “antes de nada, ya veremos”. Si quiere no verse desangrado por el suelo del ruedo político, y cumplir con su deber de frenar el descrédito de las instituciones españolas, le recomiendo casa y reposo. Dimita señor Rajoy

Social Share Counters

Profesores y periodistas participan en el libro “Comunicación y Cultura de Paz”, publicado por la UGR y coordinado por Alfonso Cortés González y Marcial García López

Una docena de profesores y periodistas españoles participan en el libro “Comunicación y Cultura de Paz”, publicado por la Editorial Universidad de Granada (eug) y el Instituto de la Paz y los Conflictos de la UGR, y coordinado por Alfonso Cortés González y Marcial García López, profesores de la Universidad de Málaga.

El volumen, publicado en la colección Eirene, constituye un alegato, desde el ámbito de la comunicación, a favor de “un mundo más justo, igualitario y pacífico”, en palabras del profesor e investigador del Instituto de la Paz y los Conflictos de la UGR, y autor del prólogo de este libro, Francisco A. Muñoz, quien afirma que “una cultura de Paz que promueva un mundo más justo, igualitario y pacífico debe de estar preocupada por el uso lo más correcto posible de la comunicación para alcanzar sus objetivos”. El volumen, con un texto introductorio de los profesores Alfonso Cortés González y Marcial García López, analiza numerosos escenarios y enfoques para contribuir con la comunicación social a la construcción de la Cultura de Paz. Pero no se trata solo de un libro teórico, para reflexionar sobre ideas abstractas, sino que, en realidad, propone una reflexión y una serie de recomendaciones con el fin de contribuir, siempre desde la comunicación, a crear la paz. “Paz desde las estructuras de los propios mensajes humanos”, afirman los coordinadores.

Además de los ya citados, prologuista y coordinadores, participan en el libro con distintos textos, Alberto Pena Rodríguez, Ana Jorge Alonso, Miguel Díaz Becerra, Xavier Giró Martí, Eloísa Nos Aldás, David Polo Serrano y Manuel Chaparro Escudero, quienes tratan, entre otros asuntos, de la comunicación como herramienta estratégica en la construcción de la paz, la igualdad como fundamento de la democracia, los problemas en la comunicación de las organizaciones que trabajan por la cultura de la paz, los medios de comunicación en América Latina y España, o la publicidad en el ámbito de la paz.

Si se parte de la premisa de que las relaciones humanas y sociales generan inevitablemente conflictos, desde un punto de vista sociológico los conflictos no deben ser considerados –según los responsables de la edición de este libro–, en sí mismos, como una realidad susceptible de ser evitada o transformada, pero sí los procedimientos violentos que se utilizan para superar dichos conflictos. Así, el problema, desde el ámbito de la Cultura de Paz, no reside en los conflictos propiamente dichos, sino en cómo se resuelven los mismos.

“La violencia en todas sus dimensiones (natural, directa, estructural y cultural) es el motivo principal de preocupación de los estudios de investigación en la materia –afirman Alfonso Cortés y Marcial García–, así como de todos los actores sociales que están envueltos en los conflictos particulares. Es vital, atendiendo a la complejidad y conflictividad de la paz, prestar atención a este asunto, desde múltiples y distintos puntos de vista, y acercarnos a él, tanto de manera teórica como práctica, de forma inter y trans disciplinar”.

Social Share Counters

La UGR publica “Las praxis de la paz y los derechos humanos. Joaquín Herrera Flores In memoriam”

Se trata de un homenaje, en el que participan más de una veintena de especialistas, en memoria del que fuera profesor titular de la Universidad “Pablo de Olavide” de Sevilla, y fundador de la Red Andaluza de Investigación para la Paz y los Derechos Humanos (RAIPAD), Joaquín Herrera Flores

Con el título “Las praxis de la paz y los derechos humanos. Joaquín Herrera Flores In memoriam”, el Instituto de la Paz y los Conflictos de la Universidad de Granada (colección Eirene) y la Editorial Universidad de Granada (eug) han publicado un libro en homenaje al que fuera profesor titular de la Universidad “Pablo de Olavide” de Sevilla, y fundador de la Red Andaluza de Investigación para la Paz y los Derechos Humanos (RAIPAD), Joaquín Herrera Flores.

Más de veinte profesores y especialistas contribuyen con sus trabajos a la edición de este libro en el que colaboran, igualmente, la UNESCO, la Cátedra UNESCO de Resolución de Conflictos de la Universidad de Córdoba, la Universidad “Pablo de Olavide” de Sevilla y las de Málaga, Cádiz, Huelva, Almería y Sevilla.

El volumen, con prólogo de Carol Proner y Jesús C. Abellán Muñoz, y una introducción de los responsables de la edición: Jesús Abellán Muñoz, Alfonso Cortés González, Eulogio García Vallinas, Rosa Giles Carnero, Carmen González Canalejo, Francisco A. Muñoz, Manuel Torres Aguilar y Miguel Vázquez Liñán, contiene también el “Testamento de Joaquín Herrera” y diecisiete trabajos de distintos autores, en los que se tratan asuntos que van desde “La guerra es la paz. La propaganda como producto cultural” hasta “Los desafíos formativos del docente para una cultura de paz en la escuela democrática”, pasando por distintos aspectos de la cultura de la paz, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, la xenofobia, la ayuda para la paz, el asilo, o la dignidad de los desarraigados, entre otros.

En la introducción de este libro de 475 páginas se dice: “Joaquín Herrera nos dejó, pero sus reflexiones, ideas y propuestas, siguen dando luz, si cabe con más fuerza que nunca, saltando la circunscripción estricta de la filosofía del derecho e iluminando reflexiones y compromisos desde todos los campos del saber. Por ello, este libro no es solo un homenaje a nuestro maestro Joaquín, que no es poco, sino que es también una obra inspirada por él mismo, por su empeño, por su magnífico trabajo y por su inquebrantable compromiso con el cambio político y la construcción permanente de la paz”.

Joaquín Herrera Flores, profesor titular de la Universidad “Pablo de Olavide” de Sevilla, desarrolló una dilatada trayectoria, tanto científica como académica, con numerosas investigaciones, publicaciones, seminarios, cursos y conferencias, en ámbitos nacionales e internacionales.

Fue fundador de la Red Andaluza de Investigación para la Paz y los Derechos Humanos (RAIPAD) y participó en unas acciones coordinadas de la Junta de Andalucía sobre la Investigación para la Paz, y con el Instituto de la Paz y los Conflictos de la Universidad de Granada colaboró en el “Programa de Doctorado Paz, Conflictos y Democracia”, en el proyecto de investigación “Virtudes Clásicas para la Paz”, en el “Proyecto de Excelencia Cultura de la Paz en Andalucía. Experiencias y Desafíos”; y en el libro “Investigación de la Paz y los Derechos Humanos desde Andalucía”.

Social Share Counters